miércoles, 11 de septiembre de 2013

TE BENDECIRÉ CON SABIDURÍA COMO A SALOMÓN

Job 28:12-21; 2 Crónicas 1:7-12

No busques la sabiduría del hombre o pienses que el entendimiento del hombre te dará larga vida. Solamente a mí me pertenecen la sabiduría y el poder; el consejo y el entendimiento son míos. El hombre no puede comprender el valor de mi sabiduría, ni tampoco puede comprarse con plata y oro. No puede compararse con piedras preciosas, ni puede encontrarse buscándola. Porque sólo yo entiendo el camino a la sabiduría, y sólo yo conozco dónde habita. Pero si la deseas con todo tu corazón, y acudes a mí y me pides mi sabiduría, como hizo mi siervo Salomón, yo te la daré. Haz que mi sabiduría sea el deseo de tu corazón, y yo te daré lo que has pedido.

DECLARACIÓN EN ORACIÓN

Señor, bendíceme con sabiduría como hiciste con Salomón. Deseo verdad en mi corazón, y tú me enseñarás sabiduría en lo más íntimo. Tu sabiduría me dará disciplina y perspectiva, para que pueda hacer lo que es correcto y justo. La sabiduría me guardará de los caminos de maldad y me mantendrá en el sendero de los justos. No hay sabiduría, ni perspectiva, ni plan que pueda tener éxito contra ti. Que el Espíritu de sabiduría y entendimiento repose sobre mí, y me deleitaré en ti.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Escribe tus comentarios a continuación: