miércoles, 24 de julio de 2013

Por qué los hombres se ponen a la defensiva

Escrito por Gary Chapman

A menudo las

esposas me preguntan: “¿Por qué mi esposo se pone tan a la defensiva?”. Margarita dijo: “Todo lo que tengo que hacer es mencionar que hay que cortar el césped para que pierda los estribos. ¿Por qué se enoja tanto?”. Alicia dijo: “Estamos conduciendo por la carretera. Todo está bien. Noto que está yendo a 110 km/h en una zona de 90 km/h. Le digo algo y empieza a gritar y chillar. No entiendo su conducta”. Tanto Margarita como Alicia están experimentando reacciones defensi‐vas de sus esposos. Dicha conducta les parece totalmente incomprensible.

El hecho es que ambos hombres están revelando algo sobre ellos mismos. La actitud defensiva siempre revela algo del ser interior. La actitud defensiva es mi reacción cuando alguien toca mi autoestima. Cuando algo amenaza mi sentido de valoración personal, tendré una respuesta defensiva. Los esposos de Margarita y Alicia están revelando una autoestima afectada. En la historia de cada uno, alguien ha vinculado la acción de cortar el césped o de conducir un auto con su autoestima. Tal vez fue un padre que siempre estaba tras el hijo para que cortara el césped, y le decía que era un inútil porque había que insistirle para que cortara el césped cada semana. Tal vez fue una serie de multas por velocidad en la adolescencia que le transmitió “eres un pésimo conductor”. Por eso, cuando su esposa le menciona el césped o la velocidad límite, cada uno reacciona a la defensiva. O tal vez el problema sea más general: el comentario de su mujer le parece una crítica, y él se siente atacado. La clave para aprender a atenuar las reacciones defensivas del esposo es que la mujer le exprese sus inquietudes de una manera que no dañe su autoestima. Margarita podría asegurarle a Miguel que no está tratando de denigrarlo o fastidiarlo; de hecho, ella piensa que se desempeña bien en el cuidado del jardín, solo que quiere asegurarse de que el césped luzca bien aquel fin de semana. Ella podría preguntarle cómo quiere que le comunique su inquietud. Si él no tiene tiempo, ella se podría ofrecer voluntariamente a cortar el césped o podría contratar a un jardinero. Es muy probable que Miguel responda bien a lo que Margarita le diga, y que juntos encuentren la manera de que ella le exprese su inquietud sin provocar una actitud defensiva en él. Si ambos cónyuges tratan de entender los conflictos que tienen cada uno con su autoestima, serán menos propensos a relacionarse de manera defensiva y podrán desarrollar mayor intimidad.

- Extracto de la sección“Consejos de Gary Chapman para la pareja” tomado de la Biblia devocional los lenguajes del amor. Publicada por Editorial Portavoz. Usado con permiso.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Escribe tus comentarios a continuación: