martes, 16 de abril de 2013

Hemos sido Liberados...

Jesucristo nos ha liberado del poder del diablo

Porque El nos libró del dominio (de la autoridad) de las tinieblas y nos trasladó al reino de Su Hijo amado. Colosenses 1:13

Tinieblas cubrirán la tierra y densa oscuridad los pueblos. Pero sobre ti amanecerá el SEÑOR, y sobre ti aparecerá Su gloria. Isaías 60:2

Nuestro gozo debe venir como resultado de que Dios nos ha librado de la potestad de las tinieblas. Aquí se introduce un elemento bien importante de la vida cristiana y es este asunto de que cuando estamos en Cristo, Dios nos ha librado del poder de Satanás y que esto debe ser una de las mayores razones por las cuales nosotros vivamos vidas de gozo, de celebración y de gratitud.

A veces no entendemos esta dimensión de la vida cristiana. Cuando el hombre está sin Dios, cuando el hombre o la mujer está sin Jesucristo por ley está bajo el poder, bajo la potestad de Satanás. Las naciones y las comunidades que no se refugian bajo el nombre, bajo la sangre de Jesús están por ley sujetas entonces a la influencia, el control, el gobierno de los poderes de las tinieblas. Eso es claro a través de toda la Escritura.

Por eso es que Cristo habla de que el mundo está bajo el gobierno de Satanás y del príncipe de este mundo que es Satanás. Cuando Cristo viene al mundo es para destruir las obras del diablo. Por eso el apóstol Juan dice en una de sus cartas que: para esto se manifestó el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Entonces una de las cosas que el Señor hace cuando viene al mundo es arrebatarle el poder al diablo y eso lo vamos a ver más adelante en la Epístola a los Colosenses. El Reino de los Cielos avanza y se manifiesta aquí en la Tierra para destruir y neutralizar el poder y el gobierno del diablo. Y lo que Cristo hace al nivel de las naciones y lo que quiere hacer al nivel de toda la creación (que gime dice la Biblia por el día de su liberación precisamente del poder del mal), El lo hace también en nuestra propia vida.

Cuando nosotros aceptamos a Cristo como Señor y Salvador, cuando lo invitamos a ser soberano inmediata, automáticamente lo que eso hace es que neutraliza el señorío del diablo en nuestras vidas y establece el Señorío benévolo y amoroso de Cristo Jesús en nuestras vidas.

Entonces lo que Pablo está diciendo aquí es que nosotros debemos vivir vidas de gozo, de gratitud, de buenas obras, de buen comportamiento, de paciencia en las pruebas y unos para con los otros en parte porque ahora entendemos que Dios por medio de Jesucristo nos ha liberado del poder del diablo. Ahora nuestra vida entonces tiene esperanza de progreso, de bendición, de santidad porque ya no es el diablo quien gobierna nuestra vida sino Cristo Jesús. Tenemos que entender eso.

Si tú eres un hijo de Dios, si tú eres una hija de Dios el que tiene la primera y la última palabra, yo diría también la palabra en medio también de tu vida es Dios, Jesucristo no Satanás. En nuestra próxima meditación continuaremos meditando sobre este profundo principio de que nuestra vida ha sido transferida del reino de las tinieblas al Reino de la Luz. Mantente sintonizado y yo sé que esto va a ser de gran bendición para tu crecimiento espiritual. Me despido de ti el Pastor Roberto Miranda, Dios te bendiga.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Escribe tus comentarios a continuación: